¡Cuidado con la dermatitis de contacto!
¡Cuidado con la dermatitis de contacto!
19277
post-template-default,single,single-post,postid-19277,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

¡Cuidado con la dermatitis de contacto!

La dermatitis de contacto es preocupante

¡Cuidado con la dermatitis de contacto!

El verano es una época propicia para visitar lugares al aire libre como parques nacionales, campos, bosques o cerros. Sin embargo, a más de alguien le ha pasado que, al llegar a casa tras el paseo, nota su piel enrojecida, hinchada o con ampollas. De ser así podemos estar frente a la llamada dermatitis de contacto.

La dermatóloga Dra. Carla Muñoz (@dra.carlamunoz_dermatologa) explica que este cuadro se basa en una reacción inflamatoria de la piel luego del contacto con sustancias químicas o biológicas.

A continuación, la especialista señala algunos datos interesantes sobre la dermatitis de contacto que pueden ayudarte en la decisión de visitar a un dermatólogo en caso de dudas con tu piel.

Dermatitis de contacto irritativa

  • Es la más frecuente y aparece como una reacción cutánea no inmunológica gatillada por un agente irritante.
  • Puede existir contacto agudo con una sustancia muy abrasiva que genera daño prácticamente inmediato (como parte de accidentes domiciliarios o del trabajo).
  • Se manifiesta como eritema (enrojecimiento), edema (hinchazón), vesículas o ampollas y en ocasiones hasta necrosis.
  • Agentes irritantes débiles como jabones, detergentes, limpiadores y alcohol gel, entre otros, van generando daño por el contacto crónico. Esto se manifiesta como descamación, hiperqueratosis (engrosamiento de la zona), ardor y fisuras.
  • Se da en niños y adultos con leve predominio en mujeres adultas (relacionado con el uso frecuente de productos de aseo generando un cuadro en las manos llamado Dermatitis del Ama de Casa).
  • La primera medida de tratamiento es descontinuar el contacto con el agente causal. Esto se acompaña de un mejoramiento de la barrera cutánea mediante uso de emolientes, cremas de barrera y reparadores.

Dermatitis de contacto alérgica

  • Se produce por un mecanismo de hipersensibilidad retardada, es decir, requiere de un contacto inicial que no genera síntomas, para gatillar luego un proceso de inducción inmunológica que genera una sensibilización específica que se va manifestando a medida que se tiene nuevo contacto con la sustancia.
  • Veamos esto en detalle: el alérgeno (la sustancia) entra en contacto con la piel y se combina con una proteína haciéndose inmunogénico. Luego, por un proceso mediado por linfocitos T y células de Langerhans en el ganglio linfático, se desarrolla la sensibilización (demora entre 5 a 15 días). Más tarde, si el alérgeno vuelve a contactar la piel los linfocitos T lo reconocen y generan una reacción inflamatoria en la zona.
  • El alérgeno puede ser una sustancia química como perfumes, preservantes, metales como níquel (lo más frecuente) o cobalto, cosméticos y medicamentos tópicos. También se produce con elementos biológicos como plantas: litre, ruda, limón, entre otras.
  • La dermatitis de contacto alérgica se manifiesta como eritema (enrojecimiento), edema (hinchazón), descamación, ardor y picazón.
  • El tratamiento consiste en suspender el contacto con el alérgeno. De ahí la importancia de un adecuado diagnóstico, lo que no siempre es fácil. También se recomienda reforzar la barrera cutánea con emolientes o cremas de barrera para evitar o disminuir la posibilidad de contacto. El cuadro agudo se maneja con corticoides tópicos potentes y en ocasiones con corticoides orales.