Tres prendas que siempre debes lavar por separado
Tres prendas que siempre debes lavar por separado
19318
post-template-default,single,single-post,postid-19318,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Tres prendas que siempre debes lavar por separado

La ropa no se debe lavar toda junta

Tres prendas que siempre debes lavar por separado

Seguramente te ha pasado que al lavar varios tipos de prendas juntas, una de ellas suelta mucha pelusa que se adhiere al resto de la ropa. Es más, si no acostumbras a separar nada y decides meter paños de cocina con tu prenda favorita no te gustará el resultado.

Sin embargo, esto podría ser peor: si no se tiene cuidado, ciertos materiales podrían arruinar a los demás elementos incluidos en un ciclo de lavado.

Afortunadamente, mantener la ropa segura en la lavadora y secadora es fácil con un poco de preparación previa al lavado.

Separación inicial

  • Se sugiere clasificar la ropa sucia en grupos para mantenerla a salvo de principio a fin.
  • Apégate a tres categorías principales: artículos de uso diario (piense en algodón y sintéticos duraderos), colores (que requieren agua fría o tibia) y blancos (que podrían admitir agua caliente de acuerdo con su etiqueta).
  • La ropa de cama y las toallas también deben clasificarse por color, y luego lavarse y secarse por separado para evitar enredos y un resultado final húmedo. Si la ropa de cama es muy delicada conviene dejarlas a un lado para lavado a mano.

¡Atención con estas prendas!

  1. Por lo general, es mejor lavar al menos la mezclilla (jeans) por separado, especialmente lejos de las telas delicadas. Los cierres de los jeans pueden rozar otras telas (¡especialmente las de punto!) y dañarlas.
  2. Si un artículo suelta pelusa lávalo por separado, ya que existen telas que sueltan mucha pelusa (como la franela) y otras que las atraen de sobremanera (como el cotelé y la microfibra).
  3. Si tienes ropa demasiado sucia conviene lavarla aparte. Esto porque la suciedad y la tierra se transfieren a telas menos sucias. Además, la ropa muy manchada debe lavarse en un ciclo de lavado más largo y potente que permita eliminar aquello que está profundamente incrustado.

Fuente: www.marthastewart.com