Baño del bebé: cómo limpiar cada parte de su cuerpo
18944
post-template-default,single,single-post,postid-18944,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Baño del bebé: cómo limpiar cada parte de su cuerpo

Bebé en medio del baño

Baño del bebé: cómo limpiar cada parte de su cuerpo

El baño del bebé es muy importante para su buen desarrollo. Además, es un instante que permite un contacto estrecho con la mamá o el papá.

Si por alguna razón no tienes posibilidad de usar una bañera, o simplemente deseas hacerlo de otro modo, se puede realizar el baño sin necesidad de sumergir al bebé en el agua.

Acá va un paso a paso para limpiar cada una de las partes de su pequeño cuerpo.

Ojos: 

Lava suavemente los párpados del bebé con la esquina de una toallita suave y agua limpia. Comienza en la esquina interna del ojo y lava hacia las orejas. Usa una parte fresca de la toallita para cada ojo.

Cara:

Con la toallita, lave la cara de su bebé con agua limpia. No uses jabón en la cara.

Orejas:  

Lave la parte externa de cada oreja con un paño humedecido con agua limpia. Seca las orejas. No uses hisopos de algodón dentro de las orejas del bebé. Sostén su cabeza de forma segura.

Cabello y cuero cabelludo:

Levanta a tu bebé. Apoya su cabeza en tu mano y su espalda con tu antebrazo. Descansa las nalgas del bebé sobre tu cadera. Sostener a tu bebé de esta manera le da una sensación de seguridad. Moja la cabeza del bebé con agua limpia. Con una pequeña cantidad de champú para bebé haz una espuma jabonosa con las manos. Aplica una pequeña cantidad sobre su cabeza, incluido el “punto blando”. Frota suavemente con un movimiento circular. Mantén la cabeza del bebé sobre el lavabo o la tina para enjuagar con el agua de la llave usando tu mano ahuecada o una toallita húmeda. Cuando se haya quitado todo el jabón, palmee suavemente la cabeza con una toalla para que se seque.

Cuerpo: 

Coloca al bebé sobre una almohadilla o mudador. Haz una espuma jabonosa con las manos con un jabón apropiado para bebé. Comienza por el cuello haciendo espuma en todo el cuerpo del bebé. Asegúrate de limpiar los pliegues de la piel, entre los dedos de manos y pies, y el área genital. Enjuague el jabón con una toallita húmeda. Seca al bebé con una toalla suave.

Fuente: Hospital Nacional de Niños, Estados Unidos.