Blog Popeye /¡Bebés al aire libre!
17361
post-template-default,single,single-post,postid-17361,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

¡Bebés al aire libre!

¡Bebés al aire libre!

La primavera es la estación propicia para que nuestros hijos salgan de casa aprovechando las bondades del sol (no excesivo) y de la naturaleza.

En el caso de los bebés pequeños, el salir al aire libre les reporta numerosos beneficios. Y es que aunque permanezcan dormidos casi todo el tiempo que dura el paseo, el movimiento del cochecito y su balanceo, el aire o el sol, los sonidos, son sensaciones que va incorporando como habituales.

A las mamás también las beneficia, especialmente si no han retomado sus rutinas laborales. Es una instancia de relajo, distracción y descanso. Y ojo con esto: el paseo es una buena oportunidad para que el bebé se duerma más profundamente, ya que el balanceo del coche puede contribuir a que se calme y llegue con un lirón a casa.

Conversamos con el Dr. Sergio Salas Arriagada, jefe del Dpto. Pediatría y Cirugía Infantil Clínica Dávila, para conocer algunos beneficios de salir con el bebé.

¿De qué modo los paseos al aire libre favorecen su desarrollo?

El paseo familiar o con la madre es muy recomendable desde la tercera semana a un mes de vida. Esto permite el inicio del contacto del bebé con el ambiente externo. Va conociendo lugares, sonidos, olores, temperaturas, etc. Esto le permite desarrollar de mejor manera sus sentidos y formar una rutina en que comparte con sus padres y familia. Se genera un mejor apego, no solo con la madre sino que incorpora a todo el grupo.

Actividades de este tipo influyen en una mejor recuperación de la madre a las rutinas físicas. También la mantienen mejor psíquica y emocionalmente.

El paseo se puede realizar en el coche u otros medios, dependiendo de las características del lugar como del clima. Siempre protegiéndolo del sol y con el abrigo adecuado. Los períodos de tiempo van extendiéndose progresivamente según la edad. Desde 15 a 20 minutos iniciales, hasta 1 o 2 horas en los mayores. Siempre con las debidas medidas de prevención de accidentes.

¿Qué lugares son más apropiados para salir?

Los lugares más apropiados son caminatas por espacios al aire libre. Pueden ser también salidas a casas de familiares o amigos donde reciban cariño y estímulos adecuados. Hay que evitar el contacto con personas enfermas o espacios concurridos como malls y supermercados. Es importante evitar sitios con mayor riesgo de accidentes, exposición al sol y presencia de animales desconocidos.

¿Qué recomendaciones entrega para protegerlos del sol?

La exposición al sol es la principal causa de cáncer de piel y su daño es acumulativo a lo largo de toda la vida.

Entonces, es de suma importancia la prevención a toda edad. Existen varias medidas para evitar y prevenir los daños secundarios al sol en sus distintas manifestaciones: utilizar ropa adecuada, gorros y anteojos; sombra, hidratación, exposición por tiempos reducidos, evitar exponerse al sol en horas de mayor intensidad de radiación (12 a 17 hrs) y evitar la exposición en días nublados (efecto es similar y se presta para engaño). También se recomienda el uso de bloqueadores solares de distintos grados y calidad, siendo preferibles los de tipo “Pantalla Solar Orgánica” que reflejan físicamente los rayos UV, o con factor protector 50+ producidos en bases suaves y no perfumadas. El uso de éstos se recomienda para niños mayores de 6 meses.

¿Es apropiado hacer un picnic si tenemos un bebé?

Las salidas familiares y en días adecuados, ya sea con picnic o no, son apropiadas e indicadas en las distintas etapas del desarrollo. Sobre todo por el significado que tienen como estímulo para el bebé y su relación con todo el grupo familiar. Esto tanto del punto de vista de los sentidos, desarrollo psicomotor y psicosocial. Lo fundamental es siempre salir teniendo los cuidados ambientales de prevención de exposición al sol y accidentes, aportando también al bebé la alimentación adecuada para su edad y respetando al máximo sus rutinas de sueño-vigilia los que son parte de su educación.

¿Qué juegos o actividades recomendaría hacer con el bebé al aire libre?

En general los juegos con el bebé al aire libre no difieren mucho de los que se practican habitualmente en otros lugares, tanto del punto de vista de los juguetes utilizados como del ambiente de estímulo psicomotor, con cantos, pequeños ejercicios, u otros. La mayor diferencia está dada por los espacios, contacto con la naturaleza, presencia de animales, agua (río, lago, mar) o montañas, que influyen en sus percepciones y calidad de la estimulación que está recibiendo.