Cómo cuidar tus toallas | Detergentes Popeye
18624
post-template-default,single,single-post,postid-18624,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

Cómo cuidar tus toallas

Cómo cuidar tus toallas

El mantenimiento de las toallas se inicia desde el mismo momento en que se adquieren. Desde el primer lavado debes brindar cuidados para prolongar su vida útil. Además, con la rutina adecuada podrás mantenerlas tan suaves como al comprarlas.

Primer lavado

Cuando se adquiere un juego de toallas se debe realizar el primer lavado, separado del resto de los textiles o ropa. Esto se debe a que cuando son nuevos, por lo general, las toallas desprenden hilos, pelusas y tintes que podrían manchar las demás prendas. El tema del teñido se soluciona con el tiempo, luego de varias lavados, cuando fija su tono.

Asimismo, es conveniente lavarla antes de usarla por primera vez, ya que los fabricantes aplican suavizantes especiales para mantenerlas suaves en las tiendas y gusten al tacto al momento de comprar. Esta sustancia hace que las toallas sean menos absorbentes, por lo que es necesario enjuagarlas.

Bacterias

Las toallas de baño son un foco de bacterias porque se mantienen húmedas. Por eso recomendamos cambiarlas una vez a la semana. Además, debes ponerlas a secar en un espacio abierto después de cada uso. Así evitarás la proliferación de gérmenes y los malos olores, característicos de la acumulación de agua.

Evita que se mantengan mojadas, ya que podrían desarrollar mohos.

Limpieza de toallas de playa

Al igual que las toallas de baño, las de playa se mantienen con mucha humedad. Además, acumulan arena, sal del mar, palitos y todo lo que pueda haber en la orilla. Por eso, aunque llegues a tu casa cansado del paseo, lo ideal es asearlas de una vez. De esta forma las estarás cuidando.

Guardar toallas

Es un hecho claro que con cada lavado las toallas pierden su capacidad de absorción y la suavidad que esperamos al tacto. Sin embargo, con algunos cuidados podemos hacer que duren mucho más tiempo.

El doblado y guardado de ellas también es importante para conservarlas en óptimas condiciones. Dispón de un armario o algunas repisas dentro de uno para la organización de estas prendas. Muchas personas las ubican en un lugar del baño. Te recomendamos que el espacio sea seco y fresco, para evitar la humedad y los malos olores. En el caso del doblado, para almacenar puedes plegar en cuadro o rollos. Dependerá del tamaño donde vayas a guardar las toallas.

Todos estos consejos son recomendaciones generales para prolongar la vida útil de tus toallas. Sin embargo, para conservarlas en el mejor estado posible se recomienda leer las instrucciones de lavado que tiene cada una en su etiqueta.

 

Fuente: Toallas-personalizadas.es