Blog Popeye |Cómo cultivar un copihue en tu jardín
17294
post-template-default,single,single-post,postid-17294,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Cómo cultivar un copihue en tu jardín

Cómo cultivar un copihue en tu jardín

Llegó septiembre y con la cercanía de las Fiestas Patrias, los símbolos de Chile están en todas partes. Uno de ellos es el copihue, declarada como flor nacional desde el 20 de septiembre de 1984.

Es un sub-arbusto trepador perenne, de tallo voluble y hojas gruesas, con forma acorazonada. Sus flores colgantes, de hasta 7 cm de largo, contienen 6 pétalos que suelen ser casi idénticos.

La llamativa flor tiene un periodo de floración relativamente prolongado, en verano y otoño.

“El copihue es una planta trepadora que crece en su estado natural debajo de las copas de otros árboles de mayor altura, como el coigüe, roble, notro y raulí. Por ende, sus flores se perciben como escondidas, tímidas y elegantes”, describe Carmen Gloria Pizarro, agrónoma de la Universidad del Pacífico.

El copihue es la única especie del género Lapageria y solo existe en Chile en estado silvestre. Ha sido declarado en peligro de extinción debido a la paulatina tala de bosques. Es por eso que ver la flor nacional es difícil, y más aún tenerla en el jardín.

“El copihue presenta dificultad al cultivarla. En parte por su reacción de forma muy sensible a excesos de sequía como de humedad, ya que sus raíces se secan o se pudren rápidamente”, describe.

5 tips

  1. Plantar un copihue es una tarea desafiante. En condiciones de máxima asepsia debe elegir una rama y realizarle una pequeña herida. Luego, para estimular el enraizamiento, aplicar una auxina (sustancia que estimula el crecimiento vegetal). Esta se debe ubicar en una maceta con un sustrato inerte, es decir, en arena rubia o de río lavada.
  2. Otra forma es hacerlo mediante semillas. En ese caso se deben recoger frutos frescos, privilegiando un fruto recién cosechado. Luego lavar las semillas, eliminando el mucílago que las recubre. Se logra una alta germinación sembrando estas semillas en un sustrato compuesto de 50% de tierra de hojas y 50% de arena. Se cubre con una capa de alrededor de 1 cm. de esta mezcla.
  3. El copihue en su hábitat silvestre recibe un 20% de la luz del exterior. Por lo tanto se debe tratar de reproducir este ambiente. Para su cultivo se recomienda localizarlo en un lugar bajo un alero, dentro de un invernadero o patio interior techado. Y es que siempre se deben evitar las corrientes de aire. Si solo tiene un espacio donde la planta recibirá el sol directo, encárguese de que solo lo reciba en la mañana y en una orientación sur. El copihue es una planta sensible; puede soportar heladas de hasta -4ºC, pero no se adapta bien a los veranos secos.
  4. Si desea plantar el copihue en una maceta, utilice un sustrato liviano y que tenga un buen drenaje. También puede hacer una mezcla de arena rubia o de río (no más allá de un 15%) con tierra compostada. Asegúrese de incorporar periódicamente materia orgánica descompuesta.
  5. El copihue prefiere suelos ácidos. Como es una planta trepadora, asegure un tutor (árbol más grande) y guíe a la flor cada vez que observe brotación. Es importante ubicar el tutor al momento de colocar la planta en la maceta. Si entierra el tutor posteriormente al establecimiento de la planta, éste romperá raíces.