¿Cómo lavar los jeans? | Detergentes Popeye
18455
post-template-default,single,single-post,postid-18455,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

¿Cómo lavar los jeans?

¿Cómo lavar los jeans?

Desde su invención en 1873 por Levi Strauss y Jacob Davis, los jeans se transformaron en una prenda imprescindible dentro de cualquier guardarropa alrededor del mundo. Es versátil y podemos encontrarla en un amplia gama de colores, cortes y texturas.

A continuación se presentan algunos tips para que conozcas mejor tus jeans y, a la hora de lavarlos, sepas cómo tratarlos para no causarles daño.

Jeans lavados y prelavados

Hay dos categorías generales de los clásicos jeans: los prelavados y los sin lavar. Los jeans prelavados son los que, antes de llegar a las tiendas, vienen con uno o más tratamientos mecánicos, como stonewashes, arenado y raspado, técnicas que sirven para dar un look desgastado tanto en la tela como en el color. Por otro lado encontramos el jeans “sin lavar” (no significa que venga sucio), que está compuesto de una tela más fuerte y duradera, pero también más rígida, algo que muchas veces no resulta cómodo.

La reducción de la decoloración y encogimiento

Incluso si tus jeans son prelavados pueden desgastarse aún más y encogerse con el tiempo, especialmente si no sigues las instrucciones de la etiqueta. Sin embargo, hay ciertas precauciones que se pueden tomar para mantener el color y forma:

  • Pon tus jeans al revés antes de meterlos a la lavadora.
  • Lavar en agua fría con un detergente líquido.
  • No usar blanqueador (cloro).
  • Si las instrucciones de la etiqueta recomiendan secado en secadora, asegúrese de no utilizar aire más caliente de lo recomendado y sácalos cuando todavía estén levemente húmedos.
  • Cuélgalos de manera que ninguna parte de la mezclilla está doblada.

El cuidado de la mezclilla sin lavar

  • Muchas personas creen que los jeans se usan solo una vez y hay que meterlos a la lavadora. Sin embargo, el consejo es que uses tus pantalones todo lo que estimes conveniente antes del primer lavado.
  • No trates de limpiar las manchas localizadas, al frotar con fuerza puedes dañar la tela y a su vez el color. Se recomienda un usar un quitamanchas.
  • Para fomentar la decoloración y los efectos del gastado natural, lávalos en temperaturas más cálidas.
  • Para prevenir la decoloración, lávalos con agua fría y usa detergente líquido.
  • Una vez fuera de la secadora, dalos vuelta nuevamente al derecho y sacúdelos. De lo contrario se podría obtener un aumento de arrugas no deseadas. Cuando están todavía húmedos, puedes estirar la entrepierna tanto como sea necesario. Luego de eso, deja que se sequen naturalmente colgados, no doblados.

Al terminar tu ciclo de lavado

Para ayudar a reducir las arrugas, dobla o cuelga la ropa inmediatamente después de que termine el ciclo de secado. Si se te olvidó, humedece ligeramente un paño, agrégalo a la carga y pon a funcionar la secadora durante unos minutos. La humedad y el calor ayudará a disipar las arrugas. También es una buena idea ejecutar un ciclo de enfriamiento al final del tiempo de secado. Si tu lavadora tiene ciclo de vapor, esto también puede ayudar a reducir las arrugas.

 

Fuente: LG (www.lgblog.cl)