¿Cómo lavar los peluches?
18860
post-template-default,single,single-post,postid-18860,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

¿Cómo lavar los peluches?

Los peluches les encantan a los niños

¿Cómo lavar los peluches?

La felicidad y la salud de los hijos es sin duda la principal preocupación para cualquier padre. Por ello, debemos mantener todos sus peluches muy limpios para que puedan jugar con ellos y evitar que estén en contacto con los gérmenes que pueden llegar a acumular.

Los peluches suelen acumular polvo y suciedad. Por ello, cada cierto tiempo requieren una limpieza y lo más fácil es pensar en la lavadora.

Antes de meter el peluche en la lavadora tenemos que asegurarnos de que este no va a estropearse durante el lavado Por ello, es muy importante revisar las indicaciones de la etiqueta y ver las preferencias de lavado.

En segundo lugar, tendremos que asegurarnos de que el peluche no esté roto ni descosido, porque de ser así podría acabar destrozado dentro de la lavadora. Si es este tu caso, deberás coserlo previamente o lavarlo en seco.

Es recomendable además que el peluche que deseemos lavar no sea demasiado viejo (material ya desgastado), ya que es probable que al lavarlo en la lavadora acabe rompiéndose del todo.

Por último, es importante que el peluche que queramos lavar no sea a pilas o con batería. Estos no deben bajo ningún concepto lavarse en la lavadora. Precisarán de un lavado en seco.

Antes de meterlos en la lavadora

Una vez que te hayas asegurado de que el peluche es apto para lavarlo en la lavadora, es conveniente tener en cuenta algunas cosas que permitirán que el lavado sea lo más efectivo posible:

Para conseguir una limpieza óptima de tu peluche podemos frotar aquellas zonas donde tenga más manchas. Frotaremos con un paño húmedo y jabón para deshacernos de la suciedad que esté más incrustada en el peluche. De esta manera, nos aseguraremos de que el mejor amigo de tu hijo saldrá impecable de la lavadora.

¿Cómo proteger el material del peluche?

Aunque el peluche sea apto para lavadora, es cierto que no todos los materiales son iguales, habiendo unos más delicados que otros. Por ello lo ideal es tener precaución y proteger el peluche para evitarnos sorpresas.

Para lavar el peluche en la lavadora primero lo metemos en una funda de tela (de una almohada, por ejemplo), y lo ponemos con el resto de la ropa, junto con el detergente y un poco de suavizante para que el peluche tenga un mejor acabado.

Se recomienda utilizar un ciclo de lavado corto, para prendas delicadas (que no tenga muchas revoluciones), y sobre todo que se utilice agua fría.

Secar los peluches

Tras lavar el peluche en la lavadora tenemos que secarlo con cuidado. Siempre se recomienda no secarlo en la secadora ya que podría estropearse o incluso encogerse.

Por lo general, se debe dejar secar al aire libre colgando del tendedero. Debemos tener cuidado con dónde lo dejamos ya que puede volver a llenarse de polvo o suciedad.

Si queremos un secado más rápido, siempre podremos optar por el secador de pelo, o dejarlo cerca del aire acondicionado o ventilador, siempre con el aire frío; nunca usar aire caliente.

Lo último que debemos tener en cuenta es el cepillado, ya que ayudará a que el peluche quede suave y achuchable para nuestros hijos.

Fuente: Aecetia.es