Blog Popeye / Cómo lucir un piel radiante de cara al verano
17457
post-template-default,single,single-post,postid-17457,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Cómo lucir una piel radiante de cara al verano

Cómo lucir una piel radiante de cara al verano

El verano se acerca a pasos agigantados y hay quienes comienzan a preocuparse recién ahora para lucir una figura que las haga sentir cómodas. Y, aunque no lo creas, no estás tan encima, ya que aún hay tiempo para ponerse a tono.

Si bien una buena dieta y ejercicio son importantes, cuidar adecuadamente la piel del cuerpo —brazos, piernas, abdomen— es el complemento al que debes poner atención. Sobre todo aquellas personas de piel sensible.

La directora médica de Central Klinic, Dra. Alejandra Ríos, nos cuenta cómo hacer frente a los principales problemas.

¿Flaccidez?

La piel del cuerpo es tan importante como la del rostro. Si la cuidamos bien y la mantenemos como corresponde tendremos la mitad de la tarea hecha al momento de querer lucir un cuerpo que nos acomode.

En ese sentido, la Dra. Ríos nos alerta que “la enfermedad más común de la piel del cuerpo es la piel seca”, lo que sin cuidados puede llevar a otras afecciones. Junto con esto, la retención de humedad en zona de pliegues, los cambios pigmentarios, la elastosis (coloración amarillenta y engrosamiento) y en gran medida la flacidez, son otros típicos problemas que maltratan la piel corporal.

“La flaccidez corporal comienza generalmente entre los 35 y 40 años. Podría incluso comenzar antes como consecuencia del embarazo o bajas de peso repentinas. Las zonas más susceptibles son los brazos, abdomen, senos, muslos y glúteos. ES consecuencia del proceso de envejecimiento en que la red de fibras colágenas contenidas en la dermis e hipodermis se suelta y distiende, perdiéndose una gran parte de la estructura de sostén y elasticidad. En la piel adulta se pierde aproximadamente un 1% a 2% de su colágeno cada año, debido a la degradación de sus fibras y al metabolismo reducido de fibroblastos”, explica.

5 consejos

1-La piel del cuerpo debe humectarse diariamente después del baño, ya que por exceso de baño o exceso de limpiadores hay mucha tendencia a la sequedad cutánea, y con ello al eccema, que es cuando las capas superficiales de la piel se inflaman. Hay que fijarse que los productos sean neutros.

2-Usar bloqueador solar, no exponerse al sol en horas peak, hacer actividad física y llevar una alimentación equilibrada.

3-Para la flacidez es muy recomendable la carboxiterapia, que se refiere a la inyección de CO2 para activar el colágeno. También la mesoterapia, en que se inyectan principios activos, además del láser que también logra una muy buena activación del colágeno.

4-Aplicar aceite de argán o de almendras después del baño, por lo menos 1 vez por semana, es muy bueno para mejorar la elasticidad de la piel. También es recomendable exfoliar la piel 1 o 2 veces por semana durante el baño, para proceder posteriormente a aplicar los aceites.

5-No olvidar las áreas de piel gruesa, como la parte superior de la espalda, ya que es una zona de mucha picazón y para evitar que se fisure también debemos humectarla a diario. Así eliminamos el prurito y la dejamos suave y húmeda.