Blog Popeye /Cómo conducir segura durante el embarazo
17352
post-template-default,single,single-post,postid-17352,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Cómo conducir segura durante el embarazo

Cómo conducir segura durante el embarazo

El embarazo es un período especial para las mujeres. Por eso debe incluir una serie de cuidados, incluso al volante. El médico y supervisor de salud de Ford Sudamérica, Edson Kayanuma, enumera algunas de las medidas de seguridad que deben ser consideradas al momento de conducir.

Cinturón

Las embarazadas deben usar el cinturón de seguridad de tres puntos manteniendo la banda inferior debajo de la barriga. Lo más ajustada posible. La banda diagonal no debe quedar sobre el vientre, debajo del brazo o de la axila. Debe ir sobre el hombro, pasar entre los senos y bordear la parte lateral del abdomen.

Molestias

Durante el primer trimestre, son más comunes síntomas como mareos, náuseas, vómitos y somnolencia, es aconsejable no conducir en caso de presentar alguna de estas molestias.

Octavo mes

Como regla general, no se recomienda manejar a partir del octavo mes de gestación, ya que la barriga puede haber crecido lo suficiente para estar muy cerca del volante. En algunos casos, esto puede ocurrir antes de los ocho meses. En caso de colisión, si se conduce en este periodo del embarazo, existe mayor riesgo de desprendimiento de placenta o de inducción al parto prematuro.

Fonos a la mano

Es aconsejable dejar los teléfonos del obstetra y de familiares en un lugar de fácil acceso dentro del auto. En caso de cualquier malestar, como contracciones, es fundamental detener el vehículo en un lugar seguro y pedir ayuda por teléfono. Si es necesario ir a un hospital, se recomienda tomar un taxi.

“Estos son solo algunos consejos generales de conducción para las embarazadas. Dependiendo de posibles limitaciones adicionales, cada mujer debe seguir siempre las orientaciones de su médico tratante”, recomienda el Kayanuma.