¿Cremas hidratantes o cremas nutritivas? | Detergentes Popeye
18233
post-template-default,single,single-post,postid-18233,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

¿Cremas hidratantes o cremas nutritivas?

¿Cremas hidratantes o cremas nutritivas?

La piel deshidratada es aquella que pierde agua de forma excesiva. La piel seca tiene menor cantidad de lípidos y, debido a esto, también pierde agua. Cuando la piel está deshidratada, la epidermis y sobre todo la capa córnea sufren la falta de agua. Suele ser algo temporal y puede afectar a todos los tipos de piel. La piel se vuelve tirante y rugosa y también puede descamarse.

El nivel de humedad, las temperaturas extremas (tanto altas como bajas), el viento, el sol y la radiación UV son responsables de la deshidratación de la piel. También el contacto prolongado o repetido con agua debido a una higiene excesiva puede conducir, a largo plazo, a la deshidratación de la piel.

El uso de jabones no adaptados a las condiciones fisiológicas de la piel o elementos abrasivos, como la piedra pómez o los guantes de crin, pueden ser también una causa. Además, el envejecimiento hormonal reduce los componentes hidrolipídicos que forman la barrera protectora de la piel.

¿Qué rutina debo seguir?

  • Elimina el maquillaje suavemente para evitar que la piel se vuelva aún más frágil.
  • Aplícate una hidratante todos los días, para mantener un nivel adecuado de hidratación y restablecer la función barrera de la capa córnea.
  • La radiación solar también deshidrata la piel. Elige tu tratamiento hidratante con filtro o aplícate la crema hidratante y, a continuación, un protector solar. Elige una textura adecuada a tu tipo de piel, la estación del año o el clima en el que te encuentres.
  • Para más información, no dudes en consultar a tu dermatólogo.

¿En qué se diferencian las fórmulas hidratantes y las nutritivas?

  • Las emulsiones de aceite en agua, que se utilizan para las hidratantes de día son más ligeras. Suelen estar compuestas por aceites minerales, propilenglicol y agua.
  • Las emulsiones de agua en aceite, para las cremas de uso nocturno o “reestructurantes” faciales. Lo que suelen llamar algunas firmas cosméticas “cremas nutritivas”. Se componen de aceites minerales, alcohol de lanolina, vaselina y agua.
  • Las cremas para el contorno de ojos son cremas nocturnas a las que se elimina alguno de los productos más irritantes.
  • La diferencia entre los diferentes productos reside en la adición de fragancias, aceites exóticos, vitaminas, productos a base de proteínas o aminoácidos y otras sustancias con diferente actividad.

¿Qué productos elijo?

Lo importante es elegir el producto adecuado al tipo de piel que se tenga.

  • Productos para piel grasa: no contienen aceites, sino siliconas (que no son comedogénicas, es decir, no taponan los poros), agua y propilenglicol. A veces se añade talco o caolín que absorben la grasa y disminuyen el brillo de la cara.
  • Productos para piel mixta: para personas que tienen la región centro facial (frente, nariz y mentón) grasa, y la piel de las mejillas normal. Contienen agua, aceite mineral, propilenglicol y pequeñas cantidades de vaselina o lanolina.
  • Productos para piel seca: Contienen agua, aceite mineral, propilenglicol y mayores cantidades de lanolina o vaselina, además de bajas concentraciones de aditivos que producen renovación, reconstrucción o relleno. Las más utilizadas son: colágeno, proteínas, elastinas, ácido hialurónico, escualeno, alfahidroxiácidos, vitaminas, etc.

 

Por: Rosa Ortega, dermatóloga Fundación Piel Sana.