¿Cuánto sabes de la piel? | Detergentes Popeye
18556
post-template-default,single,single-post,postid-18556,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

¿Cuánto sabes de la piel?

¿Cuánto sabes de la piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y lo cubre completamente. Además de servir como protección contra el calor, la luz, las lesiones y las infecciones, la piel también:

  • Regula la temperatura del cuerpo
  • Almacena agua y grasa
  • Es un órgano sensorial
  • Impide la pérdida de agua
  • Impide el ingreso de bacterias

A lo largo de todo el cuerpo, las características de la piel varían (por ejemplo, su grosor, color y textura). Por ejemplo, la cabeza contiene más folículos capilares que cualquier otro lugar, mientras que las plantas de los pies no contienen ninguno. Además, las plantas de los pies y las palmas de las manos tienen una piel mucho más gruesa que otras áreas del cuerpo.

Capas de la piel

La piel está formada la Epidermis, Dermis y Capa de grasa subcutánea. ¿Cómo se compone cada una? Acá te lo mostramos:

Epidermis

La epidermis es la capa externa delgada que consta de tres tipos de células:

  • Células escamosas. La capa más externa se pela continuamente.
  • Células basales. Las células basales se encuentran debajo de las células escamosas.
  • Melanocitos. Los melanocitos se encuentran en todas las capas de la epidermis y forman la melanina, que le da el color a la piel.
Dermis

La dermis es la capa intermedia. Contiene lo siguiente:

  • Vasos sanguíneos
  • Vasos linfáticos
  • Folículos capilares
  • Glándulas sudoríparas
  • Estructuras de colágeno
  • Fibroblastos
  • Nervios

La dermis se mantiene unida mediante una proteína llamada colágeno, que está formada por fibroblastos. Esta capa le da a la piel flexibilidad y fuerza. Además, contiene receptores de color y tacto.

Capa de grasa subcutánea

La capa de grasa subcutánea es la capa más profunda y consta de una red de colágeno y células de grasa. Ayuda a conservar el calor del cuerpo y protege el cuerpo de lesiones al actuar como absorbedor de golpes.

 

Fuente: Stanford Children’s Health.