Blog Popeye |Lactancia, cuidado con la piel de los pezones
Blog Popeye |Lactancia, cuidado con la piel de los pezones
17280
post-template-default,single,single-post,postid-17280,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Lactancia, cuidado con la piel de los pezones

Lactancia, cuidado con la piel de los pezones

Un problema frecuente que presentan las madres durante la lactancia es el desarrollo de grietas y fisuras del pezón. Las grietas constituyen heridas superficiales, mientras que las fisuras se profundizan hasta alcanzar capas más profundas de la piel, que generalmente ocupan una parte de la base del pezón, en semicírculo o circundándolo por completo. A veces son lesiones múltiples ubicadas a distintas alturas del cono del pezón, pudiendo llegar a producir ulceraciones. El síntoma más importante es el dolor, que puede generar la supresión total de la lactancia y cuya complicación más importante es una infección llamada mastitis.

Medidas preventivas

  • Para evitar la mastitis puerperal se recomienda una buena técnica de amamantamiento y un adecuado cuidado de los pezones.
  • Lavado con agua corriente, no utilizar jabones ya que pueden resecar la piel y generar desarrollo de grietas.
  • Secar la mama con toalla exclusiva, papel secante o secador de pelo.
  • Colocar leche materna al terminar de dar pecho, ya que protegerá la piel y el pezón por sus propiedades antibacterianas, sus componentes proteicos y vitamínicos.
  • Mantener una estricta higiene. Es fundamental el lavado de manos constante, antes y después de amamantar.
  • Pedir ayuda si la lactancia no es efectiva.

 

Fuente: Mónica Canales, Enfermera Matrona UNAB.