Blog Popeye / Lo que debe y no debe hacer al lavar la ropa
18051
post-template-default,single,single-post,postid-18051,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Lo que debe y no debe hacer al lavar la ropa

Lo que debe y no debe hacer al lavar la ropa

Una tarea tan sencilla y rutinaria como el lavado de ropa puede convertirse en una tortura si no tenemos los resultados que queremos. Desde ropa deteriorada, hasta gastos de detergente y energía innecesarios son algunos ejemplos de situaciones que podemos evitar.

Daewoo entrega a continuación algunos tips de lavado pensados en la familia moderna.

Uso del cloro

El cloro común puede convertirse en nuestro peor enemigo si no se utiliza correctamente. Éste se emplea solo con la ropa blanca, en pequeñas cantidades e idealmente minutos antes de que empiece el enjuague, cuando el limpiador líquido o en polvo ya ha hecho su trabajo, puesto que la composición del cloro común y el cloro ropa blanca destruye las enzimas en el detergente responsables de la limpieza de la ropa. Por su parte, el cloro ropa color, por su composición sin blanqueador, sí puede ser aplicado junto con el detergente.

Más detergente, mejor lavado

Falso. Cada carga de ropa debe tener detergente en la medida que recomienda el fabricante, puesto que sobrecargar la lavadora con detergente innecesario provoca que la ropa quede tiesa y las prendas blancas comiencen a tomar tonos grises. Además, ahorras, ya que no gastas detergente de más.

Limpiar el tambor

Para mantener la lavadora en óptimas condiciones es importante realizar una limpieza de tambor una vez al mes, ya que esta acción elimina restos de sarro y detergente y así no se genera mal olor dentro de la lavadora que se pudiera impregnar en nuestra ropa, como el de humedad.

Cuide su filtro

Por lo menos 1 vez a la semana o dependiendo de la cantidad de lavados que se realicen, hay que limpiar el filtro para que el próximo lavado sea igual de eficiente.

Sal para mantener el color

La sal no garantiza mantener los colores en la ropa, ya que cada prenda tiene su tono fijado de fábrica y muchas de ellas van desprendiendo su tonalidad a medida que pasa el tiempo. Lo que sí se aconseja es lavar las prendas que creemos pudieran desteñir con agua fría y darlas vuelta antes de meterlas a la lavadora, además de evitar la exposición directa al sol al secarse.

Separar

Separe su ropa por colores, las telas blancas por un lado y las de color por otro, ya que siempre, especialmente cuando la ropa está nueva, existe la posibilidad de que se desprenda color y claramente no queremos que nuestra polera blanca se convierta en un arcoíris.