Cómo cuidar el jardín en medio de altas temperaturas | Detergentes Popeye
18857
post-template-default,single,single-post,postid-18857,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

Cómo cuidar el jardín en medio de altas temperaturas

El jardín se debe regar en las tardes

Cómo cuidar el jardín en medio de altas temperaturas

Cuando los días son más cálidos es cuando más se aprovecha el jardín, pero al mismo tiempo es el periodo en el que necesita más cuidado, ya que las plantas están propensas a la deshidratación u oxidación. Sobre todo si las altas temperaturas siguen su curso, a pesar de acercarnos al otoño.

No regar a pleno sol

Estudios han comprobado que regar el jardín a mediodía es perjudicial para las plantas, dado que las gotas iluminadas por el sol actúan como lupas, facilitando que se quemen. “Es nocivo regar las plantas a pleno sol porque, además de quemarse, se desperdicia una importante cantidad de agua, ya que los poros (estomas) de las plantas están cerrados para retener el agua”, explica Paulo Pérez, gerente de operaciones de ISS Chile, empresa de servicios de mantenimiento.

Por estas razones se recomienda regar temprano en la mañana con el objetivo que el agua alcance las raíces. Si durante este horario no pudiste regarlas, lo ideal es que sea en tarde, pero no de noche, porque de lo contrario las hojas queden húmedas y tienden a salir hongos.

Es decir, independiente de si vas a regar en la mañana o en la tarde debes preocuparte de que el agua llegue a las raíces de las plantas evitando mojar el follaje (hojas y ramas) para que no se genere moho.

Pasto en el jardín

Otra consideración es dejar el pasto un poco más largo de lo habitual para que resista mejor la temperatura. Lo ideal es cortarlo una vez a la semana y cuando esté completamente seco.

Tierra fértil en el jardín

Cabe considerar que en la época de calor es cuando las plantas crecen más. Por lo mismo es imprescindible mantener la fertilidad de la tierra, idealmente con abonos, dado que estos contienen sales minerales beneficiosas como el nitrógeno, potasio y fósforo. Sin embargo, antes de abonar las plantas es muy importante que estén regadas.

Cuidado con la sequía

Además de la preocupación que debemos tener con las altas temperaturas, un factor relevante es el cuidado de agua, especialmente cuando estamos frente a un periodo de sequía.

Por esta razón, actualmente en nuestro país existen muchos mecanismos que ayudan a evitar la pérdida y consumo excesivo de agua. Uno de ellos es el hidrogel, donde mediante la instalación de cápsulas en la tierra se consigue prolongar la humedad en el suelo. Esto permite reducir la pérdida de agua entre un 40 y 50%, además de favorecer considerablemente el crecimiento de las plantas.