Consejos para doblar la sábana bajera | Detergentes Popeye
18749
post-template-default,single,single-post,postid-18749,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
 

Consejos para doblar la sábana bajera

Mujer mirando la sábana bajera

Consejos para doblar la sábana bajera

Seguramente te ha pasado. Luego de lavar y secar tu juego de sábanas llega el momento de doblar cada parte. Todo bien con la sábana superior: un cuadrado perfecto. Todo bien con la fundas de almohada. Pero la confusión se apodera de ti cuando llegamos a la sábana bajera con esquinas elasticadas. ¡Qué horror puede resultar su doblado!

A continuación, los expertos de Hogarmania.com entregan seis sencillos pasos para poder guardarla y evitar daños en los tejidos.

Paso 1

Aunque muy cómodas, a veces cuesta doblar las sábanas ajustables. Toma la bajera, ponla del revés e introduce las manos en las dos esquinas superiores. El revés de la tela debe mirar hacia ti y el derecho tiene que tocar tus manos.

Paso 2

Extiende la bajera con cuidado en una superficie grande y plana, como una mesa o la cama, para que quede estirada. Dobla el derecho de la sábana e introduce las esquinas superiores en las inferiores. Estira las esquinas.

Paso 3

Dobla los bordes de la sábana bajera hacia dentro. Los laterales que rodean el colchón deben estar bien doblados y alineados con las esquinas y formar un rectángulo sin bordes sueltos.

Paso 4

Dobla la bajera por la mitad, apila las cuatro esquinas e introduce los laterales ya doblados. Recoge los bordes curvos para formar un rectángulo más o menos uniforme.

Paso 5

Dóblala por la mitad para crear una tira larga y estrecha. Cuanto más estirados están las dobleces, menos probabilidades de que la bajera se arrugue o adquiera un tamaño enorme en el clóset donde guardas la ropa de cama.

Paso 6

Dobla la tira por la mitad y, según el tamaño, nuevamente por la mitad o en tres para formar un rectángulo compacto y sin arrugas. Ponla con la sábana arriba a juego (y la funda) y guarda en el clóset.

 

Fuente: Hogarmania.com