¿Cuánto sabes acerca de tu piel y su cuidado?
19030
post-template-default,single,single-post,postid-19030,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

¿Cuánto sabes acerca de tu piel y su cuidado?

Debemos conocer acerca de nuestra piel

¿Cuánto sabes acerca de tu piel y su cuidado?

Siendo la piel el órgano más grande del cuerpo muchas veces no le damos el cuidado más apropiado y no conocemos detalles acerca de sus características en particular. Claro, porque la piel va mostrando ciertas diferencias dependiendo de la zona del cuerpo.

Como la piel es el gran protector frente a los agentes externos, es importante que aprendamos un poco más acerca de ella para que podamos brindarle los mejores cuidados.

El Dr. Rodrigo Loubies, profesor asociado dermatología Facultad Ciencias Médicas Universidad de Santiago, entrega algunos datos muy importantes acerca de la piel y su cuidado… dependiendo de la zona del cuerpo.

Rostro

Lo primero que debemos hacer es identificar el tipo de piel que tenemos, ya que hay pieles normales, secas, grasas y mixtas. También debemos tener en cuenta la edad de la persona y el daño solar que tenga, a fin de seleccionar los productos específicos para esta zona.

Las áreas más sensibles de la piel del rostro son los párpados, comisura labial y borde de la nariz. Es importante cuidar esas áreas con una crema suave y neutra para evitar su irritación.

Lo mejor para mantener en óptimas condiciones la piel del rostro es tener una rutina por la noche, la cual consiste en limpiar la piel (con tónico, agua micelar o jabón) y aplicar una crema hidratante según las características de cada tipo.

Cuello

El cuello y el escote son los principales delatores de la edad, ya que al ser una piel más fina y sensible está más expuesta a los agentes externos, envejeciendo más rápido que el resto del cuerpo.

El cuidado del cuello y escote debe hacerse con cremas específicas para dicha área, pero la base es la fotoprotección.

Manos

La piel de las manos es totalmente diferente a la del resto del cuerpo. La piel de la palma es gruesa, no tiene pelo, carece de glándulas sebáceas y tiene pocos factores hidratantes naturales. La piel del dorso de la mano tiene poco tejido adiposo, es muy delgada y tiene pocos pelos finos. Las manos son más vulnerables a la deshidratación y se resecaran rápidamente. Al mismo tiempo, el quehacer diario con las manos (jabón, lavaloza, agua) aumenta la resequedad, por lo que es muy importante hidratarlas muchas veces al día con una crema que deje una película protectora (densa).

Pies

La piel de los pies es más gruesa y al estar expuesta a la presión y fricción es más propensa a formar callosidades. Lo ideal es hidratarla con una crema densa por lo menos 1 vez al día.

Codos

La piel de los codos es una de las áreas más secas del cuerpo, lo que se debe a varios factores como, por ejemplo, estar en contacto con superficies diferentes. Es una piel gruesa que se encuentra en una articulación, lo cual genera que se doble y se estire constantemente durante el día.

Zonas íntimas

La piel de la zona genital es una de las áreas con mayor sensibilidad. Sus funciones se relacionan con la protección, intercambio de sustancias con el exterior, respiración y termorregulación. Cuenta con un pH más ácido para inhibir el desarrollo bacteriano.

Su cuidado en particular debe hacerse mediante el uso de jabones especiales con pH ácido, uso de ropa interior de algodón, no muy ajustada y el recambio frecuente de protectores femeninos y tampones.