Blog Popeye | Dermatitis de pañal
15992
post-template-default,single,single-post,postid-15992,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Dermatitis de pañal: síntomas y tratamientos

dermatitis en los bebes

Dermatitis de pañal: síntomas y tratamientos

La dermatitis de pañal afecta la piel de los bebés durante los primeros meses de vida. Provoca ardor, enrojecimiento o heridas en la delgada capa de piel cubierta por el pañal.

Con el uso de pañales desechables ha disminuido su incidencia, pero el número de consultas por problemas en el área del pañal sigue siendo elevado. Se estima que un 70% de los menores de 2 años presentará uno o más episodios de dermatitis del pañal, sin existir diferencias por sexo.

La dermatitis ocurre con mayor frecuencia entre los 3 y los 18 meses de edad. Se debe a la presencia de heces y orina, que producen un aumento en el pH de la piel. Esto, sumado a los movimientos del bebé, crea una fricción en medio de la humedad que deriva en inflamación. Si se agrega la elevada temperatura de ese sector del cuerpo, detergentes fuertes, antisépticos, la incorporación de sólidos en la dieta y el escaso recambio de pañales, el panorama se vuelve más nocivo para la piel del bebé. Las zonas afectadas son la ingle, parte superior de los muslos, parte inferior de la guatita, glúteos y genitales.

Cada niño posee una mayor o menor predisposición a desarrollar este problema y depende del tipo de piel o de la existencia de alteraciones similares como las alergias.

Consejos para la dermatitis

Uno de los tratamientos más efectivos para manejar la dermatitis del pañal es la aplicación de pomadas infantiles con óxido de zinc. Este compuesto químico de color blanco es utilizado por su carácter hipoalergénico y sus propiedades antisépticas y astringentes. Actúa sobre los tejidos favoreciendo la cicatrización y atenuación de los procesos inflamatorios. “La acción desecante del óxido de zinc crea un medio desfavorable para el crecimiento bacteriano, confiriéndole poder antiséptico. Esta misma función propicia la retención de las secreciones producidas por las lesiones por roce”, explica José Manuel Delgado, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la UNAB.

El experto indica que los componentes grasos de estas cremas crean una capa que evita la evaporación de agua. También impide la irritación por el aire y la fricción de la ropa en las superficies cutáneas expuestas, disminuyendo el prurito y el ardor. Por otro lado, estas pomadas son enriquecidas con aceites de origen natural, ricos en vitaminas A, E y D, que favorecen la cicatrización.

Recomendaciones para prevenir

  • Evitar los lavados con agua y jabón. Reemplazar por productos de limpieza específicos para la piel de los bebés, libres de alcohol, hipoalergénicos y sin perfumes. Utilizar alguna crema protectora después de las mudas.
  • Revisar los pañales constantemente y cambiarlos de inmediato cuando están sucios.
  • Optar por pañales ultra absorbentes y verificar que la zona está completamente seca antes de ponerlo. No lo deje muy apretado de manera que pueda circular un poco de aire.
  • Cuando existe una dermatitis, es de gran ayuda quitar el pañal y dejar la zona expuesta al aire libre.
  • Se debe evitar el uso de calzones de goma o de materiales plásticos. Producen oclusión de la zona contribuyendo a mantener alta la humedad, la temperatura y retención de sudor.