¡Descubre 3 componentes fundamentales de tu piel!
¡Descubre 3 componentes fundamentales de tu piel!
19321
post-template-default,single,single-post,postid-19321,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

¡Descubre 3 componentes fundamentales de tu piel!

La piel tiene múltiples componentes

¡Descubre 3 componentes fundamentales de tu piel!

La dermis es la capa de la piel que se encuentra debajo de la epidermis. Con frecuencia se divide en dos capas: la dermis papilar superficial y la dermis reticular profunda.

La dermis papilar es rica en terminaciones nerviosas, mientras que la dermis reticular proporciona soporte estructural y elasticidad a la piel y es rica en colágeno, elastina y ácido hialurónico.

La industria de la belleza y del antienvejecimiento se han interesado mucho por estas moléculas. Y dado que estos términos se mencionan con frecuencia cuando se habla o se escribe sobre el cuidado de la piel, decididamente se merecen una explicación más detallada.

a) Colágeno

El colágeno es una de las proteínas más abundantes del cuerpo. Forma un armazón que proporciona fuerza, rigidez y soporte a la piel. Como mínimo existen dieciséis tipos diferentes de colágeno en ella, aunque del 80% al 90% del colágeno humano es de los tipos 1, 2 y 3. Un gramo de colágeno es más resistente que un gramo de acero.

b) Elastina

La elastina es otra proteína del tejido conjuntivo que está presente en la piel. Como su nombre indica, le aporta elasticidad. De hecho, a menudo sus propiedades se comparan con las de una goma elástica: permite que la piel recupere su forma original después de estirarla, pellizcarla o pincharla.

c) Ácido hialurónico

El ácido hialurónico pertenece a un grupo de compuestos denominados glucosaminoglucanos y también forma parte de la estructura de la piel. Esencialmente, es una molécula de azúcar muy grande que tiene la consistencia de un gel. Tiene la capacidad única de retener más de mil veces su peso en agua. Su propósito en la piel es mantenerla suave, voluminosa e hidratada.

El ácido hialurónico es un componente habitual del cuidado de este órgano debido a sus propiedades hidratantes. También puede inyectarse en la piel, o debajo de ella, en forma de rellenos dérmicos.

Fuente: Libro “La biblia del cuidado de la piel”, escrito por la Dra. Anjali Mahto, dermatóloga Reino Unido y vocera de The British Skin Foundation.