Piel bebé: ¡cuidado con la dermatitis!
19024
post-template-default,single,single-post,postid-19024,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Piel bebé: ¡cuidado con la dermatitis!

La dermatitis causa molestia en el niño

Piel bebé: ¡cuidado con la dermatitis!

Algunos bebés pueden mostrar mucho llanto, sentirse inquietos o no poder dormir de manera permanente. Aunque no lo creas, eso podría ser causa de una dermatitis atópica sin saberlo nosotros como padres.

De acuerdo con la dermatóloga Carla Muñoz, los niños pequeños pueden verse más afectados por condiciones de la piel (irritaciones, manchas, granitos, etc.) debido a que su capa córnea (protectora) es más delgada. Como a ellos les cuesta comunicar el síntoma que padecen, surge la preocupación en los padres.

La doctora entrega a continuación algunos datos importantes que debemos tener en cuenta cuando hablamos de dermatitis.

Tipo: atópica

  • Es una condición en la cual la piel del niño —y también del adulto— tiene una capacidad limitada de barrera cutánea.
  • A estas personas les falta capacidad para producir ciertos elementos, ciertos lípidos, “grasitas” de la piel como por ejemplo las ceramidas. Esto hace que la barrera cutánea se vea disminuida y no funcione adecuadamente.
  • A estas personas, muchas cosas del exterior van a generarles molestias en la piel: perfumes, cremas, detergentes, toallitas húmedas, etc.
  • Esta condición tiene un componente genético muy importante (se repite en miembros de la familia).
  • Suele aparecer en los bebés a partir del sexto mes de vida.
  • Se manifiesta, en primer lugar, con picazón. No pica una sola parte del cuerpo, sino que la picazón es difusa en distintas zonas.
  • En los lactantes suele manifestarse también a través de esas típicas mejillas bien rojas o coloradas. A veces hay compromiso del cuero cabelludo o de la frente.
  • En el tronco se pueden ver parches de piel resecos, rojos o descamativos.
  • Por lo general, en los niños con dermatitis atópica la zona del pañal está sana. ¿Por qué? Porque hay un clima de mayor humedad que protege esa piel.
  • EL eje principal contra la dermatitis atópica es humectar bien la piel de los niños, aportando externamente los emolientes necesarios.
  • Se recomiendan los baños cortos, usar jabones suaves, cuidar los pliegues de la piel.
  • Hay que preferir aquellos detergentes pensados para niños (hipoalergénicos).
  • Si se observan placas de eczema (rojas, escamosas) es importante consultar al médico.

Tipo: de contacto

  • En esta dermatitis los síntomas en la piel se producen tras el contacto con un producto o sustancia que genera irritación o alergia. Se divide en alérgica e irritativa.
  • La dermatitis de contacto alérgica se refiere a una reacción de la piel ante un elemento que ya conoce, que puede ser un alimento o un químico (a medida que voy teniendo contacto con el alérgeno voy manifestando más síntomas, no se produce en el primer contacto).
  • La dermatitis de contacto irritativa se refiere a una reacción de la piel ante el contacto directo con ciertos productos o sustancias. Es el caso de la dermatitis del pañal irritativa.
  • En general, los productos con mucho olor y color son más propensos a generar dermatitis alérgicas o irritativas, ya que traen colorantes y perfumes. Como parte de la prevención hay que preferir productos sin perfume y ojalá sin color.
  • Los artículos de aseo y los detergentes para el lavado de ropa deben ser hipoalergénicos, ya que no producen reacciones en la delicada piel de los bebés o niños.

Nota: La Dra. Carla Muñoz realiza consulta dermatológica online. Instagram: @dra.carlamunoz_dermatologa. E-mail: [email protected]