Piel: ¿por qué aparecen manchas en la zona del bigote?
19098
post-template-default,single,single-post,postid-19098,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Piel: ¿por qué aparecen manchas en la zona del bigote?

Las manchas afectan a cualquier parte del cuerpo

Piel: ¿por qué aparecen manchas en la zona del bigote?

Uno de los temas por los que más consultan las personas al dermatólogo tiene que ver con manchas. Y es que una mancha puede aparecer en distintas zonas de la piel del cuerpo y con diferente intensidad, causando a veces preocupación o incomodidad por su apariencia.

De acuerdo con la Dra. Carla Muñoz, dermatóloga, más del 30% de las mujeres mayores de 40 años declara estar afectada por la aparición de manchas en manos, rostro y escote. Esto aumenta con la edad, llegando a un 90% en mayores de 50 años.

Dos causas

Cuando una persona descubre que tiene manchas en la zona del bozo o bigote (sobre los labios) esto se debe a dos causas principales.

La doctora explica que, por un lado, está el melasma. Consiste en un aumento de la pigmentación circunscrita y adquirida en el rostro, con predilección en la zona de pómulos y mentón, aunque también la vemos en frente y área del bigote. Se manifiesta mayormente en mujeres de origen hispánico o asiáticas. Su causa es multifactorial (exposición a los rayos ultravioletas, predisposición genética, embarazo, uso de anticonceptivos o terapia hormonal de reemplazo, entre otras).

Añade que, por otro lado, está la hiperpigmentación postinflamatoria (HPI). Consiste en una inflamación de la piel que luego se pigmenta. Se asocia a acné u otras condiciones que generan espinillas. También se asocia a la inflamación causada por métodos depilatorios como cera fría o caliente, entre otros. En este caso se observa una mancha café negruzca irregular, mal definida, en un área donde previamente hubo eritema (enrojecimiento) e inflamación.

Cómo se soluciona

  • Protegerse de la radiación ultravioleta y la luz visible usando fotoprotectores de amplio espectro (UVA y UVB) que también contengan protección para radiación de luz visible de alta energía.
  • Los protectores deben ser usados en forma permanente, con reaplicación cada 4 horas.
  • Existen tratamientos despigmentantes tópicos como hidroquinona en concentraciones bajas, thiamidol, ácido azelaico, retinoides, ácido dioico y resorcinol, entre otros.
  • Los peeling químicos y el láser pueden ser de utilidad. Ambos deben ser realizados por profesionales capacitados y acompañados de estricta protección solar, además de tratamientos tópicos para mantener su efecto despigmentante.
  • Evitar tratamientos caseros como limón, peeling domiciliarios, etc., ya que pueden generar irritación que llevará a inflamación y mayor hiperpigmentación.

Prevención

  • Usar métodos depilatorios que inflamen lo menos posible la piel.
  • Para depilar el bozo siempre hay que hacerlo en horario de menor radiación solar.
  • Inmediatamente después de la depilación se debe usar alguna crema cicatrizante, ojalá rica en óxido de zinc que sirve también como protección física para RUV.
  • Al día siguiente de la depilación usar protección solar extrema en el área depilada y con reaplicación frecuente.
  • En caso de notar oscurecimiento de la zona, consultar al dermatólogo para iniciar tratamiento en forma precoz.

Nota: La Dra. Carla Muñoz realiza consulta dermatológica online. Instagram: @dra.carlamunoz_dermatologa